Publicaciones
segundo informe sobre la percepcion social en españa

En España, jugar es universal. En 2010, la mayoría de los españoles entre 18 y 75 años arriesgó alguna vez dinero en cualquiera de las modalidades de la actividad. A la vez, se produce en este año un aumento del número de personas que declara participar habitualmente en algún juego, del 49,4% al 58,4%.

Los datos recogidos en este informe muestran, sin embargo, que los estragos de la crisis se reflejan en que, aunque haya más personas que juegan, lo hacen con menos frecuencia y en menor cuantía. La cantidad media que recuerdan haber gastado los jugadores desciende de 22,5 a 20,9 euros al mes. Del dinero que se destina al ocio, apenas el 10% es para juegos de azar.

En contra de esta tendencia, crecen los jugadores que consumen lotería nacional, euromillones, cupones de la ONCE y quinielas. También los que acceden al juego de azar por medio de internet. El gasto en juego online aumenta, pasando de 22,8€/mes a 25€/mes. El perfil de los jugadores por internet es similar al de los internautas: hombres menores de 35 años, con estatus social medio o alto.

En las motivaciones del juego inciden elementos de muy diversa índole, como la facilidad de la apuesta, el desafío al riesgo, la expectativa de ganar algún dinero que permita conseguir ingresos extraordinarios o, sencillamente, salir de apuros. Significativamente, el juego no parece actuar como un medio de evasión.

vuelve al comienzo de la página