Publicaciones

Tras la regulación del juego online en España, surge una nueva problemática, derivada de la fácil accesibilidad a la actividad del juego de azar por parte de los menores  de edad.

Los autores de este libro recogen una visión holística sobre el fenómeno del juego de azar online entre los llamados nativos digitales, a través de los datos obtenidos por medio de un amplio estudio pionero en el país, sobre más de 4.100 adolescentes de entre 12 y 20 años. De esta manera, pretenden trasladar a un público amplio y también profesional del derecho, la sociología, psicología, criminología, etc., un análisis del juego en Internet entre las generaciones jóvenes; facilitan la identificación de un perfil sociodemográfico y psicosociológico del jugador online adolescente y un patrón específico de uso de Internet.

Las conclusiones son impresionantes y muy preocupantes. Casi una quinta parte de los adolescentes españoles ha jugado a apuestas online antes de cumplir la mayoría de edad. De ellos, algo más del 42% lo hace de manera habitual, con el riesgo de contraer una adicción, y son los jugadores habituales de 13 años los que juegan con mayor frecuencia.

Los datos muestran que se trata de un fenómeno complejo, que está evolucionando y que requiere aproximaciones empíricas, exhaustivas y actualizadas, así como medidas urgentes dedicadas a la sensibilización y prevención. Los resultados del estudio ofrecen en este sentido indicadores muy útiles para enfocar la prevención del juego online en esta población.

Es importante señalar además que, a pesar de los esfuerzos realizados por distintas campañas e incluso por las propias empresas de juego online, los menores nunca leen las normas de uso de las páginas web y mucho menos el apartado de juego responsable que posee la mayoría de ellas. De ambos aspectos se deduce la necesidad de que los operadores refuercen los estándares de identificación de los usuarios en las páginas de juego, así como los métodos para detectar el posible descontrol en su uso.

La publicación también apunta a la posible relación entre la adicción al juego de azar online y el uso excesivo de Internet, de manera que el juego sería una más de las actividades con las que estos jugadores adolescentes habituales llenarían el tiempo desmedido que dedican a esta tecnología. La Red ofrece un sinfín de posibilidades de ocio, entre las cuales está el juego, siendo éste más accesible que en el ámbito presencial para los “nativos digitales”.

Por otra parte, el libro ofrece una aproximación a la Ley 13/2011 de 27 de mayo, de Regulación del Juego. Una ley que surge en medio del silencio normativo europeo y en el marco de nuestro estado descentralizado, con una distribución competencial entre el Estado y las comunidades autónomas en materia de juegos de azar.

Sin la implementación de controles adecuados, el crecimiento de la industria del juego en su vertiente online puede resultar gravemente dañino y perjudicial. En esta línea de trabajo, se debe actuar con rapidez y contundencia a nivel legislativo, así como intentar acortar la distancia digital entre los nativos digitales y los inmigrantes digitales (padres de las generaciones actuales), para que éstos últimos contribuyan a vigilar adecuadamente las conductas online de los más jóvenes.

Desde la perspectiva sociológica, una de las conclusiones más relevantes a la que llegan los autores es que los jugadores españoles adultos no son jugadores empedernidos, esto es, no vuelcan especialmente su tiempo y sus recursos en los juegos de azar.

vuelve al comienzo de la página