Publicaciones
Libro Anuario del juego espana 2014

Fundación Codere patrocina, por tercer año consecutivo, el Anuario del juego en España, publicado por la Universidad Carlos III de Madrid, a través de su Instituto de Política y Gobernanza (IPOLGOB).

Esta publicación significa no solo un esfuerzo grande y valioso de recopilación de datos, sino también el intento de reflejar la realidad a través de éstos, para poder obtener una “radiografía del estado de salud” de la industria del juego de azar en nuestro país.

En 2013, la crisis da una pequeña tregua a la actividad que, tras varios años de continuada caída en el consumo, presenta signos de cierta estabilidad. Los españoles se gastaron 23.425,8 millones de euros en juego presencial a lo largo del año, lo que supone un descenso interanual del 4,8%, que ralentiza la caída iniciada en años anteriores. En el juego online, las cantidades jugadas ascendieron a 5.600 millones de euros, siendo el primer año completo de funcionamiento con licencias de la DGOJ (Dirección General de Ordenación del Juego).

El juego de azar mueve en 2013 alrededor del 2,5% del PIB, aporta 75.260 empleos directos y 152.000 indirectos. Las apuestas deportivas presenciales experimentan un crecimiento del 43,4% en cantidades jugadas y contribuyen de manera significativa a la creación de empleo, al generar 1.300 puestos de trabajo a lo largo del año.

Además, casi la mitad de los márgenes de las empresas de juego (el 46,9%) va directamente a las arcas públicas, de manera que las administraciones públicas recaudaron cerca de 3.900 millones de euros vía impuestos, más otros 70 millones por IRPF de los empleados y, alrededor de 300 millones por el gravamen establecido sobre los premios.

En 2013, el juego privado en España estuvo formado en sus distintas actividades por 44 salas de casino, 350 bingos, 2.388 salones de juego y 208.917 máquinas de juego “B” instaladas en establecimientos de hostelería y en otras salas. Además, hay que incluir las casi 60 webs autorizadas de juego online (aunque no todas operativas) por la DGOJ. Junto a la oferta de juegos privados, se incluye la de operadores públicos (SELAE y EAJA en Cataluña) y semipúblicos (ONCE).

Para José Ignacio Cases, vicepresidente de la Fundación Codere: “el Anuario trata de hacer más visible esta industria, que soporta una enorme carga fiscal y está sometida a una compleja y fragmentada regulación. El texto también unifica, recopila y analiza los distintos datos y fuentes del sector, poniendo fin a la dispersión informativa actual que, en gran medida, ha contribuido a su desconocimiento y falta de normalización”.

vuelve al comienzo de la página